Trucos y consejos para que tú bisutería luzca en perfecto estado por más tiempo.

  • Evitar el contacto con el agua. No ducharse ni bañarse con ella puesta.

  • Quítate la bisutería para practicar deporte o para dormir, ya que el contacto con el sudor hará que poco a poco cambie de color.

  • Evita rociar con perfume tu bisutería o que entre en contacto con cremas de cualquier tipo. Una vez haya sido absorbido el perfume o la crema, puedes ponerte la bisutería que quieras sin problemas.

  • Ten cuidado de que tu bisutería no entre en contacto con ningún químico o producto corrosivo como la lejía, disolventes, etc.

  • No guardes toda la bisutería junta porque puede acabar arañándose o perdiendo el brillo o el esmalte que lleve la pieza. Es más recomendable que uses cajitas con multi compartimentos para guardar las piezas individualmente.

  • Guardar en un lugar seco y protegido de la luz solar.

  • Utiliza un paño seco o gamuza para limpiar la bisutería y que recupere el brillo y color original que con el tiempo y el uso se haya ido perdiendo.

  • Si sigues estas indicaciones tus joyas lucirán perfectas por más tiempo.

Consejo

Si tienes alergia a los metales no nobles, puedes aplicar una pequeña capa de esmalte de uñas transparente en la parte de la pieza de la bisutería que vaya a estar en contacto con la piel. Una vez haya secado bien, ésta actuará a modo de película protectora que aislará el metal de tu piel, evitará reacciones alérgicas y además ayudará a mantener durante más tiempo el brillo y el color original de la pieza.